Human Press

Foro interno de Human Press


No estás conectado. Conéctate o registrate

El choque de intereses impide al tripartito fijar una postura común ante la corrupción

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

El choque de intereses impide al tripartito fijar una postura común ante la corrupción

El conseller Maragall pide disculpas a los catalanes, pero el Govern no las suscribe | Los consellers intentan desmarcarse del PSC abanderando la reclamación de reformas legales

Las peculiares características del gobierno tripartito volvieron a ponerse ayer en evidencia, en tiempos poco propicios para la falta de claridad. Después de las detenciones de la operación Pretoria, y el encarcelamiento el pasado viernes de cinco cargos y ex cargos políticos, el Govern en su reunión de los martes optó por no fijar ninguna posición ni enviar mensaje alguno a la opinión pública, en gran parte a causa de los diferentes puntos de vista de los tres socios sobre lo que conviene o deja de convenir.
En el colmo de lo insólito en una conferencia posterior al Consell Executiu, el conseller Ernest Maragall, que compareció como portavoz, hizo una reflexión sobre lo sucedido, pero dejando claro que se trataba de una reflexión "a título personal" que el Govern sólo suscribe parcialmente y no en su enunciado principal.

En la reunión del Govern se abrió un debate largo pero del que no salió una posición común. Hubo unanimidad a la hora de señalar que hay que evitar las sombras de sospecha que pueden planear sobre todos los ayuntamientos. En cambio, se plantearon diferencias al analizar hasta qué punto es necesario realizar reformas legales para reforzar el control sobre las instituciones.

Los representantes socialistas con más trayectoria de gobierno municipal prefieren no legislar en caliente y, de momento, se apuesta por concluir las reformas puestas en marcha: ley de la Sindicatura de Comptes, ley de fundaciones, a raíz del caso Millet, y las medidas sobre la contratación pública, tras la polémica de los informes. Los consellers Huguet (ERC) y Saura (ICV) se mostraron a favor de una iniciativa más rotunda en aras de la "transparencia".

Pero el problema no radica en los acentos que pueda poner cada socio, sino en las respectivas estrategias en este curso electoral que fue lo que impidió una vez más que el Govern fijara posición o que por lo menos lo intentase. Evidentemente, ERC e ICV tratan de desmarcarse del PSC, afectado por el caso Pretoria. Mientras, el president José Montilla ha pedido silencio a los suyos y no quiere debates públicos.

La excepción ayer fue el conseller Ernest Maragall, que comunicó a Montilla que necesitaba expresar su "dolor". La convicción del conseller era tal que no se le pudo impedir, pero tuvo que hacerlo a título personal. Maragall consideró que el Ejecutivo catalán tendría que dar explicaciones desde la "humildad" y pidió "disculpas a la ciudadanía". El Govern, en cambio, entiende que no tiene que disculparse "por algo que no ha hecho".

http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20091104/53816871593/el-choque-de-intereses-impide-al-tripartito-fijar-una-postura-comun-ante-la-corrupcion-ernest-maraga.html

Ver perfil de usuario http://humanpress.forosactivos.net

Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.