Human Press

Foro interno de Human Press


No estás conectado. Conéctate o registrate

Gervasio Sánchez, fotoperiodista ganador del Premio Nacional de Fotografía

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

'No se premia sólo mi trabajo, sino el oficio de fotoperiodista'

Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) ha pasado por todas las etapas del fotógrafo de prensa. Desde el callejeo trashumante de los inicios hasta jugárselo todo en una guerra cuando la edad le dio forja para asumir el reto. Entremedias ha estado siempre con los pies en la vida, arrebatado de pasión por el oficio. En busca de aquello que tiene que contarse, que ha de saberse. Principalmente, la realidad de esos atropellos que suceden.

El territorio en el que Gervasio Sánchez ha desarrollado su obra es la denuncia. Y con ese empeño como motor ha realizado series gráficas de enorme impacto por medio mundo, justo esa parte del mundo donde se concentra el olvido, el silencio, la explotación. Esa tarea en marcha fue reconocida el viernes con el Premio Nacional de Fotografía que concede el Ministerio de Cultura y dotado con 30.000 euros.

Buscador de historias

Toda su trayectoria en el periodismo la ha desarrollado como 'freelance' y siempre fiel al 'Heraldo de Aragón', donde colabora desde 1984. "Me dicen que soy el primer fotoperiodista en ganar este premio. Y me alegra. Pero es una forma de reconocer a todos lo que estamos en esta tarea, tantos compañeros que no siempre han sido reconocidos. Y, sobre todo, tantos periodistas que han muerto por cumplir con su deber de informar en distintos puntos del mundo. Pienso en Julio Fuentes, en Julio A. Parrado, en Juantxo Rodríguez, en Miguel Gil, Ricardo Ortega y tantos otros. Perder a tantos amigos es lo más duro que me ha pasado", comenta.

Entre las series más reconocidas de Gervasio Sánchez figuran dos que se han ido convirtiendo en libro primero y después en iconos de los desastres que retratan: 'El cerco de Sarajevo', que realizó durante su estancia en la ciudad en los meses de la guerra de los Balcanes, y 'Vidas Minadas', dedicado a las víctimas de las minas antipersona. "Las fotos están ahí. Y lo dicen todo. Hablar de lo que he vivido en una situación de conflicto forma parte de mi intimidad. Quienes merecen atención son las víctimas. De las que hay que hablar es de ellas, no de los periodistas".

Lleva 25 años metiéndose en problemas para contar las cosas de otro modo con el impacto de una serie de imágenes. Su última excursión está relacionada con las desapariciones de gente por cuestiones políticas. En esta aventura lleva varios años de trabajo y miles de kilómetros buscando esas huellas, los porqués sin respuesta. "Volcado en esto andaré hasta finales de año", afirma. ¿Y después? "Y después ya veremos. Seguir buscando historias. Eso es mi vida. Eso es esta profesión".

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/06/cultura/1257517114.html

Ver perfil de usuario http://humanpress.forosactivos.net

2 Mujeres contra la impunidad el Dom Nov 08, 2009 12:37 am

Mujeres contra la impunidad

A lo largo de su carrera, Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) ha retratado con palabras e imágenes los horrores de la guerra y superado la frontera que separa la observación indolente del compromiso. Ahora, el veterano reportero nos invita de nuevo a pensar y actuar a partir de una exposición sobre víctimas de la guerra, que se inaugura esta tarde en Barcelona como preámbulo de las jornadas internacionales "Afganistán: mujeres contra el olvido y la impunidad".

Sus imágenes en blanco y negro muestran, en escenas cotidianas de las calles, las escuelas y centros de salud, los efectos de la precariedad y el sufrimiento, que representan el pasado y buen parte del presente. Pero también dejan avistar el futuro, susceptible de transformación, representado en las miradas inocentes de los niños.

Durante tres días, la Residència d'Investigadors CSIC-Generalitat de la capital catalana acogerá un encuentro que ofrece, entre otros alicientes, la oportunidad de conocer de primera mano lo que está sucediendo en el país asiático y de saber cómo han aprendido diferentes pueblos a sobrevivir y a combatir la impunidad de las violaciones de derechos humanos.

La idea es simple: Afganistán es un país en el que caben casi todas las desgracias posibles, como consecuencia de una mezcla explosiva: fundamentalismo islámico, pobreza, narcotráfico, luchas de poder, terrorismo, empresas de armamento, machismo, intereses geoestratégicos, corporaciones, fuentes de energía, ejércitos internacionales... El resultado es una población alienada, perseguida y olvidada que clama por recuperar su dignidad.

Pero también es un país en el que tienen cabida los empeños más quijotescos por subvertir esa situación. Y en esta lucha tienen un papel protagonista las mujeres, que han puesto en marcha, en sintonía con otros países, una revolución en materia de derechos humanos a través de un pujante tejido asociativo.

Para debatir cómo se puede cambiar esa realidad, la Asociación por los Derechos Humanos en Afganistán (ASDHA), fundada en 2000, ha invitado a otras ONG, juristas, expertos en Derecho Internacional humanitario, activistas de los derechos humanos y corresponsales provenientes de Afganistán, Argentina, Bosnia-Herzegovina y Ruanda.

Entre otros, se podrá escuchar los testimonios de Morena Mori, responsable del Centro Internacional para la Justicia Transicional de la ONU en Afganistán; Naim Nazari, coordinador de una red de colectivos de derechos humanos que aspira a superar la guerra civil y fortalecer la sociedad civil; el juez Baltasar Garzón, impulsor de la revisión de los crímenes del franquismo; Sofía Egaña, experta en Antropología Forense que ha ayudado a investigar las masacres en diferentes puntos del planeta; Rosa Roisinblit, quien lucha por esclarecer y perseguir los delitos de la dictadura argentina desde la asociación Abuelas de Plaza de Mayo; Munira Subasic, de la Asociación Madres de Srebenica (Bosnia-Herzegovina); personas implicadas en el proceso de reconciliación y reparación de Ruanda, etcétera.

También compartirán su experiencia, durante la jornadas, periodistas que, como Gervasio Sánchez, se esfuerzan por explicar las raíces de los conflictos y sus consecuencias, por encima del efectismo. Además de Sánchez, estarán en Barcelona la presidenta de la ASDHA y colaboradora de EL MUNDO desde Afganistán Mònica Bernabé; la reportera, especialista en Oriente Próximo y colaboradora de EL MUNDO desde Beirut Mónica G. Prieto, y el periodista Bru Rovira, quien ha cubierto conflictos en diferentes puntos del planeta para 'La Vanguardia'.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/26/solidaridad/1232974343.html

Ver perfil de usuario http://humanpress.forosactivos.net
Gervasio Sánchez denuncia la falta de interés en ayudar a las víctimas de minas antipersona

PARÍS.- El fotógrafo y reportero Gervasio Sánchez expone a partir del miércoles en la Sala Miró de la Unesco de París la exposición 'Vidas minadas, diez años después', coincidiendo con el 60º Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el décimo de la firma del Tratado de Ottawa para la prohibición y erradicación de las minas antipersona.

Lejos de trazar un balance positivo de los diez años transcurridos desde la firma del Tratado, el fotógrafo denunció que los países que estamparon su firma en el mismo, entre ellos España, destinan cantidades "vergonzosas" a la eliminación de las minas y a los miles de mutilados que provocan en todo el mundo.

"Todos los países de la Unión Europea y todos los que han firmado el Tratado de Ottawa están dedicando cantidades ridículas a la ayuda a los mutilados", declaró a la prensa el autor de las cien imágenes, que forman parte de un proyecto de sensibilización nacido en 1995 para concienciar a la sociedad de los estragos de estos artefactos.

La exposición que se presenta en la Unesco ha sido compilada en un libro y es la continuación de las historias personales de los protagonistas civiles del primer proyecto fotográfico, presentado en 1997, que documentaba el drama de las víctimas de las minas antipersona en países como Bosnia, Mozambique, Camboya, El Salvador, Irak, Angola, Afganistán, Nicaragua y Colombia.

"Todos los Gobiernos españoles, desde que se inició la transición a mediados de la década de los setenta, encabezados por Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, han permitido la vergonzosa venta de armas. Todos los presidentes podrían ser encausados en un tribunal internacional por su permisividad y complacencia con los negocios armamentísticos", indica Gervasio Sánchez en el prólogo de 'Vidas minadas, diez años después.

Se pregunta también cómo es posible que hace diez años Naciones Unidas calculara que harían falta 11 años para acabar con las minas en el mundo cuando, transcurrido ese tiempo, la conclusión es que se necesitarán mil años. "Pues porque la mayoría de los países occidentales no han puesto un sólo duro para ayudar al desminado y los mutilados", responde Sánchez.

"Ni Francia, ni España, ni Alemania, ni Reino Unido, ni Bélgica... Se están dedicando partidas vergonzosas. Es más, la ironía llega hasta el punto de que un país como Estados Unidos, que no firmó el Tratado, da más dinero que los países europeos", se lamentó.

Mientras recorre la sala donde se podrán ver las fotografías hasta el próximo 19 de diciembre, nombra a los protagonistas de sus historias —Sofía, Adis, Mónica— para recordar que las víctimas de la guerra tienen una vida "complicada" pero que sus vidas continúan. "Hay momentos muy duros, pero también les he visto momentos felices", sostiene.

También habla de su trabajo como fotógrafo y de que no se trata ni de dar una visión positiva de un problema gravísimo ni de mostrar el drama de manera efectista. "No tenemos derecho a mostrar de manera indigna a niños que están a punto de morir. Tiene más efectividad y más influencia una historia bien planteada, pero para eso tienes que pasar mucho tiempo con las personas, continuar sus historias, estar en comunicación con ellas", relata.

Se queja igualmente de que las historias "importantes" nunca tienen espacios en los informativos salvo excepciones y defiende la fotografía y el periodismo como un verdadero compromiso. "Yo soy un fotógrafo. Pero es que la fotografía es compromiso y el periodismo es compromiso. O ¿qué es el periodismo?. Yo no hago fotografías estéticas", confiesa.

La fotografía es compromiso
'Vidas Minadas', proyecto iniciado en 1995, cuenta con el apoyo de Intermón Oxfam, Manos Unidas y Médicos sin Fronteras, tres de las más de 1.400 organizaciones que en 90 países trabajan en la erradicación o la asistencia de las víctimas de las minas. El esfuerzo de estas entidades fue recompensado en 1997 con el Premio Nobel de la Paz. La principal colaboradora es la compañía DKV Seguros, muy implicada en labores sociales y asistenciales.

En esta nueva exposición se ve la evolución de algunas de las víctimas retratadas hace diez años, con las que el fotógrafo ha trazado una relación personal.

En la actualidad, solamente 151 países han firmado el Tratado de Ottawa (Canadá), mientras que 167 millones de minas continúan aún enterradas en 78 países de todo el mundo. El coste de fabricación de una mina terrestre no llega a los tres euros mientras que localizarla, desactivarla y destruirla supera los 750 euros.

Las organizaciones humanitarias recuerdan que el problema sigue sin resolverse y que es indispensable seguir trabajando en la ayuda a las víctimas y en el desminado.

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/12/09/solidaridad/1228859275.html

Ver perfil de usuario http://humanpress.forosactivos.net

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.